LOS INESPERADOS Y LOS INDESEABLES

 

Con algunas pocas excepciones previas, los primeros contingentes de personas de origen africano y afroamericano llegados a Canadá lo hicieron en calidad de esclavos. Como propiedad de inmigrantes de origen inglés y francés primero y acompañando a los súbditos ingleses que permanecían leales a la Corona británica durante la revolución independentista de las 13 colonias después.

A esas personas llegadas sin haberlo decidido no podemos considerarlas inmigrantes en el sentido estricto de la palabra, pero esa calificación sí se adecua a los aproximadamente 30.000 escalvos que a través de lo que se denominó «Underground Railway» huyeron de los EEUU y se refugiaron en Canadá desde las primeras décadas del siglo XIX hasta aproximadamente 1860.

Si bien en Canadá la esclavitud había sido abolida en 1834, el acentuado segregacionismo aún vigente hizo que la integración de aquellas personas fuera muy ardua. Muchas volvieron a sus lugares de origen una vez terminada la Guerra de Secesión, aunque permanecieron contingentes importantes sobre todo en Nova Scotia y Ontario.

Ya comenzado el siglo XX, se produjo un nuevo movimiento inmigratorio de personas afroestadounidenses hacia Canadá.

Un gran número de familas habían abandonado el Sur escapando a la acción de grupos supremacistas blancos como el Ku Klux Klan y se habían asentado en los territorios del oeste (Kansas y Oklahoma), pero allí también comenzaron a ver sus vidas en peligro y tras una oleada de linchamientos comenzaron un nuevo éxodo, esta vez hacia el norte, en 1910.

Sin embargo, treinta años antes que ellos, en 1882, se había instalado en Canadá John Ware, un “cowboy” negro que llegó a Calgary conduciendo una tropilla de ganado desde EEUU y decidió quedarse. Allí se casó y él y su esposa lograron permanecer, prosperar, destacarse como introductores de nuevas razas de ganado y ser parte fundamental en la construcción de la Alberta de su época.

La cineasta e historiadora Cheryl Foggo ha recorrido, en el film John Ware, Reclaimed, la vida de este hombre que, cuando murió en 1905, no pudo haber imaginado lo que sólo 5 años después le sucedería a gente igual a él.

Cuando en 1910 comenzaron a llegar a las planicies del oeste canadiense aquellas familias que huían desde Oklahoma y Kansas, las protestas de la población de inmigrantes ya asentada fueron inmediatas. Si se permitía el ingreso de negros, aducían, sus tierras perderían valor y la moralidad de sus hijas estaría en peligro.

 

Ante esas protestas el gobierno Federal aprobó en 1911 una ordenanza que prohibía el ingreso de personas negras a Canadá por un año y aunque la ordenanza no llegó a transformarse en ley, se utilizó para impedir la entrada de quienes lo intentaran en el futuro. El argumento utilizado, que las personas negras no podían vivir en lugares fríos, era científicamente insostenible ya en aquel momento, pero permitía rechazar a cualquier inmigrante «de color» sin siquiera darle explicaciones.. Eran personas indeseables, pero además, inadaptables.

Con el correr de los años, de aquellas familias emigrantes de Oklahoma que habían ingresado antes de la prohibición, surgirían personas como Violet King, la primera mujer abogada de Alberta, la primera abogada negra de Canadá y una de las personas más destacadas del Movimiento por los Derechos Civiles en Norteamérica.

Del mismo modo, de los primeros esclavos fugados a través de Underground Railway surgieron personas como Viola Desmond, que habiendo sido detenida en 1946 en Nova Scotia por sentarse en un cine en el área reservada para blancos, será, desde 2018, la primera mujer no perteneciente a la realeza británica cuyo rostro aparezca en un billete de banco canadiense.

Recién volveremos a encontrarnos con contigentes importantes de inmigrantes negros después de la Segunda Guerra Mundial, pero esa es otra historia.

Si quisieras ampliar información sobre estos temas, podrías encontrar videos y testimonios de interés aquí (sobre el underground railway) aquí (sobre el film de Cherryl Foggo John Ware, Reclaimed), aquí (sobre la prohibición de inmigración de personas negras) o aquí (Viola Desmond).


Imágenes:

On to liberty, oleo de Theodor Kaufmann, 1867

John Ware con su esposa y su hija.

Una de las familias de emigrados de Oklahoma que pudieron asentarse en Amber Vally, Alberta, en fotografía tomada unos 15 años después.

Billete de 10 dólares canadienses que comenzará a circular en 2018 homenajeando a Viola Desmond con su fotografía de 1946 (poco después de haber sido detenida).

 

3 thoughts on “LOS INESPERADOS Y LOS INDESEABLES

  1. En la primera foto, hay mujeres que están corriendo con sus niños. están llevando muchas cosas. Ellas tienen muchas problemas en sus lugar y no son independiente en sus lugar. Yo pienso que las mujeres puedes acostumbrarse en la nueva lugar.

  2. Este familia emigró de Oklahoma. Las cinco personas llegaron a Alberta al principio del siglo XX. Enfrentaron mucha discriminación de inmigrantes ya asentada, pero perseveraron y crearon una vida mejor.
    Creo que sí, la afirmación de las personas provenientes de la clima caliente o sus descendientes no pueden acostumbrarse al frío es una idea de eugenesia. En su selección de inmigrantes, Canadá y otros países que recibieron inmigración masiva utilizaron los principios de eugenesia, en que indicaron que las personas de color eran «inadaptables» por su biología. En realidad, esta fue una idea pseudocientífica, utilizada para promover el ideal de una población blanca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *