ESFUERZO, SOLEDAD Y RESILIENCIA

 

Si bien habían llegado algunas personas de origen chino a Canadá antes del siglo XIX, fue tras el descubrimiento de oro en Fraser Valley en 1858, que cientos de mineros chinos se trasladaron desde San Francisco hasta lo que hoy es British Columbia y poco después otros comenzaron a llegar directamente desde Hong Kong atraídos por Gum Shan, la Montaña de Oro.

Años más tarde, la falta de mano de obra capaz de afrontar las tareas más duras y peligrosas del tendido de rieles, la construcción de puentes y el deplazamiento de tierras necesarios para finalizar el último y más dificultoso tramo del Canadian Pacific Railway (CPR) a través de las Montañas Rocosas, llevó a que el gobierno colonial autorizara el reclutamiento, directamente en China, de 15.000 trabajadores que llegaron a Canadá en buques de la compañía.

Aquellos recién llegados fueron el elemento esencial para que la obra fuera posible y aún hoy se desconoce la cifra exacta de trabajadores muertos, pero desde su llegada fueron objeto de rechazo y persecuciones y esa situación empeoró con el paso de los años.

Una vez finalizado el auge minero las condiciones económicas de British Columbia comenzaron a ser adversas y miles de trabajadores blancos desocupados culparon a los trabajadores chinos por su situación. Las agresiones contra ellos comenzaron a ser habituales, a tener respaldo en la prensa o en las propias autoridades, y en 1885, el mismo año que terminaron las obras del CPR, se impuso a nivel federal la Head Tax, un impuesto especial destinado a impedir la entrada de inmigración de personas «de las razas chinas» en todo el territorio del país.

Los jóvenes de la fototografía, tomada en Toronto en fecha cercana a 1900, podrían haber sido capaces de pagar la Head Tax. Sus facciones y el hecho mismo de haber podido asumir el alto costo que tenía un retrato en esa época llevan a creer que su situación económica era desahogada.

Sin embargo, para la inmensa mayoría de los inmigrantes chinos aquel impuesto que se mantuvo vigente hasta 1923, significó una tragedia personal y familiar irreparable. El impuesto comenzó siendo de $50 pero ascendió muy rápidamente a $100 y luego, desde 1903, a $500, un valor equivalente al de 2 años de un salario de la época.

La medida no sólo cumplía con el propósito de que no entraran más personas de origen chino a Canadá, sino que provocó que quienes lo habían hecho antes de 1885, en su mayoría hombres, no pudieran traer a sus familias ni formar famlias nuevas.
El efecto del impuesto fue tan perverso y devastador que en 1910 la proporción entre hombres y mujeres de la comunidad china en Canadá era de 28:1.

En 1923 la Chinese Immigration Act fue sustituída por la Chinese Exclusion Act, que prohibió totalmente el ingreso de personas chinas por los siguientes 24 años.

La exclusión (y la prohibición del voto a todas las personas de origen chino incluyendo a las nacidas en el país) estuvo vigente hasta el año 1947.

Ese año Canadá comenzó a cambiar su política como resultado de los compromisos internacionales asumidos tras la finalización de la Segunda Guerra Mundial y en reconocimiento a la participación destacada de los soldados sino-canadienses durante la contienda.

Muchas cosas fueron cambiando a partir de ese momento y como medida reparatoria, entre 1980 y 2006, varias provincias y el propio Gobierno Federal pidieron disculpas públicamente a la comunidad china por la discriminación y las pérdidas materiales sufridas por sus mayores.

Si lo deseas puedes ampliar información sobre este tema con un click aquí.


Imágenes:

Trabajadores chinos contratados por el el CPR en su traslado hacia Canadá.

Ilustración  del periódico Saturday Sunset, de British Columbia

2 jóvenes chinos -posiblemente comerciantes- en Toronto.

Grupo de trabajadores chinos en un aserradero de British Calumbia

Documento acreditando el pago de los $ 500 de la Head Tax.

Trabajadores chinos del Canadian Pacific Railway poco antes de la culminación de las obras.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *